Inauguración del Diplomado “Prevención Integral y Control Inteligente del Delito”

El 31 de octubre de 2018 se llevó a cabo la inauguración del Diplomado “Prevención Integral y Control Inteligente del Delito”, a la ceremonia acudieron representantes de las instituciones de seguridad pública y justicia penal del Estado de Oaxaca, el Dr. Irvin Waller, Presidente de la Organización Internacional de Asistencia a Víctimas, quien impartió la Conferencia Magistral “Control Inteligente del Delito”, también participó la Mtra. Daniela Malpica, Directora de Justicia, Reconciliación y Derechos Humanos con el tema “Justicia Transicional”.
Compartimos el mensaje de Óscar Aguilar, coordinador del Diplomado y Presidente del Consejo Directivo de FESEGO.

DISTINGUIDAS Y DISTINGUIDOS INTEGRANTES DEL PRESÍDIUM;

ALUMNAS Y ALUMNOS DEL DIPLOMADO;

SEÑORAS Y SEÑORES;

SEAN MUY BIENVENIDOS A ESTA CEREMONIA. 

A nombre de la Fundación para el Estudio de la Seguridad y Gobernanza y del Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset, expreso nuestro mayor agradecimiento al gobierno del Estado de Oaxaca y, en especial, al Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública y a su titular, el maestro José Manuel Vera Salinas, por la confianza que nos han entregado para desarrollar el Diplomado: “Prevención Integral y Control Inteligente del Delito”, que hoy formalmente iniciamos.

 El Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset es el correspondiente capítulo en México del prestigiado Instituto español, centro de formación e investigación en Ciencias Sociales y Humanidades.

 Nuestra Fundación es una organización no gubernamental, cuyo objetivo es contribuir a una mejor convivencia social en México, sustentada en la vigencia, la promoción y la protección de los derechos humanos y en una nueva cultura de la legalidad.

 Con base en esta filosofía y el mayor compromiso, venimos al entrañable Estado de Oaxaca a ofrecer la experiencia de nuestra trayectoria.

 Por ello, con rigor metodológico y un enfoque multicausal y multidisciplinario, diseñamos el mapa formativo del Diplomado, el cual nos permitirá proporcionar a los alumnos conocimientos teóricos y prácticos para actualizar y reforzar su comprensión acerca de los fines y el deber ser de la prevención integral, de la seguridad multidimensional y de la justicia penal.

 Del mismo modo, vamos a analizar las responsabilidades y capacidades de respuesta del Estado mexicano y sus instituciones, el escenario y las causas del fenómeno de violencia y criminalidad, así como las políticas y los instrumentos que se han concebido para promover y proteger los derechos humanos.

 En los seis módulos del Diplomado, también revisaremos experiencias comparadas y herramientas metodológicas que potenciarán las aptitudes y habilidades de los participantes para planificar, programar, presupuestar, ejecutar y evaluar estrategias y acciones en sus ámbitos de desempeño institucional y social.

 Dichos módulos son los siguientes:

 1. Seguridad multidimensional y derechos humanos

2. Prevención holística de la violencia y el delito y seguridad ciudadana

3. Actuación policial y sistema de justicia penal acusatorio

4. Gestión de la información e inteligencia para la prevención

5. Atención a víctimas y reparación

6. Participación ciudadana y justicia transicional

 Las sesiones presenciales consistirán en clases, conferencias y talleres de estudio de casos y, además, los alumnos van a disponer de un sitio de internet que facilitará la comunicación con esta coordinación y contendrá material didáctico como legislación nacional y extranjera, bibliografía, artículos especializados y videos, entre otra valiosa información sistematizada y de vanguardia que los apoyará durante el Diplomado, pero también en el cumplimiento de sus responsabilidades laborales cotidianas.

 Nuestro grupo de profesores estará conformado por mujeres y hombres de gran calidad académica, trayectoria profesional y con aportaciones puntuales en las distintas materias que se abordarán en el Diplomado.

 Por ejemplo, hoy están aquí con nosotros dos destacadas personalidades:

 La maestra Daniela Malpica, directora de la ONG “Justicia, Reconciliación y Derechos Humanos”, quien es promotora incansable precisamente de los derechos humanos y de políticas igualdad de género.

 Además de dichos temas, Daniela se encargará de impartir el relativo a la justicia transicional, que hoy ocupa un lugar central en las nuevas estrategias que, para pacificar a México, se propone impulsar el próximo gobierno de la República.

 Por otro lado, hago una mención muy especial del doctor Irvin Waller, un hombre de talla universal, de gran nobleza y generosidad y siempre comprometido con las mejores causas de la humanidad.

 Doctor en derecho por la Universidad de Cambridge; puntual profesor por más de cuatro décadas y hoy emérito por la Universidad de Ottawa; conferencista por infinidad de foros académicos, públicos y de la sociedad civil, por más de 50 años y por más de 50 países del mundo; fundador del Centro Internacional para la Prevención de la Criminalidad y de la Organización Internacional para la Asistencia a Víctimas, así como creador de la Declaración sobre los Principios Fundamentales de Justicia para las Víctimas de Delitos y de Abuso de Poder, y las directrices para la prevención adoptados por la ONU.

 Su vida y obra se concentra en sus tres libros insignia, traducidos en varios idiomas: 1. Menos represión. Más seguridad; 2. Derechos para las víctimas del delito. Equilibrar la Justicia, y 3. Control Inteligente del Delito.

 Sus ideas las sustenta en riguroso trabajo científico y puntuales evidencias, algunas de las cuales me permito sintetizar en las siguientes propuestas, que, creo son aplicables al México de hoy:

 –      No hay que sumar a la violencia criminal la violencia de la tolerancia cero: hay que pasar del modelo reactivo y represivo a un modelo preventivo.

 –      No solo hay que prevenir la violencia y la victimización, también es necesario garantizar justicia, apoyo y reparación a las víctimas del delito.

 –      La mano dura debe ser más contra las causas del delito y la violencia que contra los delincuentes -que en su mayoría son jóvenes-, por lo que hay que invertir para mantener a los jóvenes estudiando y no tras las rejas.

 –      Hay que proscribir la violencia y no proscribir a las personas.

 –      Hay que invertir más en educación y capacitación para el trabajo y gastar de mejor forma en policías, fiscales, jueces y prisiones.

 –      Hay que detener ya la violencia familiar y contra las mujeres.

 –      La clave es invertir en la crianza y el desarrollo de los niños.

 –      Hay que frenar la guerra contra las drogas y educar para detener la demanda y el consumo de sustancias ilícitas.

 –      Tenemos que focalizar la atención en las comunidades, los barrios y las familias en situaciones de mayor riesgo y vulnerabilidad.

 Así, pocas voces en el mundo de las ciencias sociales tienen el valor científico, la estatura ética y la congruencia, como la voz de Irvin Waller.

 Gracias, querido Irvin, por estar Oaxaca con nosotros y en unos momentos escucharemos tu conferencia inaugural.

 De esta manera, los participantes en el Diplomado tendrán la valiosa oportunidad de escuchar y de intercambiar ideas e inquietudes con especialistas de primer orden.

 Finalmente, esta ceremonia es propicia para insistir, como señala la OEA, en que:

 “Las políticas públicas de seguridad requieren de la participación y cooperación de múltiples actores, tales como el individuo, los gobiernos y poderes públicos a todos los niveles, la sociedad civil, las comunidades, los medios de comunicación, el sector privado y las instituciones académicas, a fin de fortalecer la promoción de una cultura de paz y no violencia, y responder de manera efectiva y participativa a las necesidades de la sociedad en su conjunto”.

 Por lo anterior, en la medida en que en Oaxaca continuemos fortaleciendo las capacidades de las instituciones y de los ciudadanos para impulsar políticas integrales de prevención, en esta misma medida se seguirán construyendo comunidades más seguras, más pacíficas y más cohesionadas.

 Gracias a todos por su presencia en este significativo acto y a los alumnos los invito a que aprovechen esta invaluable oportunidad que, por conducto del Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública, el gobierno de Oaxaca les confiere.

No exagero al afirmar que son privilegiados al participar en esta experiencia académica.

 Y en mi calidad de coordinador del Diplomado, les ruego que asistan con puntualidad a sus clases y a que cumplan debidamente con sus tareas, para que, en el mes de febrero próximo, sean dignos de ser reconocidos como diplomados en prevención integral y control inteligente del delito.